Con Pilar Montoya 'La Faraona' se va esencia fundamental del flamenco

  • Publicado en Tiempo
pilar montoya la faraona

Pilar Montoya 'La Faraona', hija del mítico Farruco, falleció en Sevilla en la mañana del 6 de marzo, con 54 años de edad.

"Esa familia, son todos increíbles, pero es que la gorda... La Gorda y El Carpeta son quienes rematan todo". Era una frase típica de mi madre Isabel sobre su bailaora favorita, hoy volverá a verla bailar. Tenía razón, La Faraona es aquella que remataba la genialidad. Cuando toda su familia formaba la más grande en el escenario, a continuación aparecía ella, y aquello resultaba ilimitado. Claro, las cosas de 'La Gorda' eran razón fundamental para muchos, el aliciente de arte para que muchos fueran a los teatros a ver los espectáculos de Los Farruco. Cuando esta mañana me contó lo sucedido el cantaor José Anillo, no supe que hacer o decir. Es algo que no se espera, que se vaya La Gorda de repente.

La Faraona estuvo en escena hasta el último momento, el pasado 24 de febrero recibió junto a su hermana La Farruca el aplauso de su Sevilla en el Teatro Central. En paralelo, continuaba con sus clases donde Daliris hasta hace escasos días, enseñando con la ayuda de su sobrino Farru esos tangos geniales, ese arte por tangos tan propio y único de ella. La Gorda se va siendo testigo del triunfo de su hijo Barullo, ganador del trofeo Desplante Minero el pasado verano en La Unión después de convencer al jurado en el madrileño Corral de la Morería.

Triunfó en Broadway en otoño del año ochenta y seis, junto a su padre Farruco y su hermana La Farruca en aquel espectáculo Flamenco Puro, que también fue el debut de su sobrino Farruquito. Aquel Flamenco Puro que tanto convenció en Manhattan a estrellas como Frank Sinatra, Dean Martin y Liza Minelli. La Gorda fue ovacionada en diferentes teatros de todo el mundo. Ella, que entraba a escena con la templanza que aprendió de su padre, con esa mirada única, deteniendo el tiempo a cada paso, y en menos de un segundo transformaba esa solemnidad en el arte más festero que pueda imaginarse en un escenario. Hoy La Faraona se reencontrará también con Eva Rico, su antigua manager, aquella a la que tanto echamos continuamente de menos desde que se fue. Con Pilar se va para siempre gran parte de la mejor esencia del baile flamenco.

Por Jaci González

Imagen: La Faraona en el Tablao Cordobés de Barcelona

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies