Juan Carlos Romero presenta Paseo de los Cipreses

  • Publicado en Noticias
Flamenco, Juan Carlos Romero, Paseo de los Cipreses

Paseo de los Cipreses es el nuevo álbum de Juan Carlos Romero, recordando con su guitarra flamenca a Enrique Morente, Paco de Lucía, Antonio Moreno, Félix Grande, Niño Miguel y el padre del artista.

Tangos para Félix Grande, por bulerías para Paco de Lucía, granaína recordando a Enrique Morente, un vals homenajeando a la sonanta de Niño Miguel, la memoria de su propio padre con una taranta... Así es el nuevo álbum de Juan Carlos Romero, que cuenta con las colaboraciones de Pedro Granaíno al cante, Marcelo Mercadante al bandoneón, Manolo Nieto al bajo, las percusiones de Agustín Diaserra y Ané Carrasco, y arreglos de Jesús Cayuela. Jesús de Fariña ha sido el productor ejecutivo y el director del videoclip Paseo de los Cipreses, que se incluye también dentro del CD.

Paseo de los Cipreses contado por Juan Carlos Romero

“Se canta lo que se pierde”, dijo uno de nuestros más insignes poetas, Antonio Machado, y así es como en este nuevo disco va desgranándose en ocho composiciones que recuerdan y homenajean sincera y emocionadamente al numeroso e ilustre obituario que se nos ha venido encima, casi sin darnos cuenta, con el natural e inmutable designio de la guadaña.

Cada nueva creación, en mi caso, tiene mucho de introspección, de ahondamiento en uno mismo, de recapitulación, pero en esta uno ha ido recibiendo cañonazos, con destrozos irreparables y atónito ante el escándalo de la muerte. El Niño Miguel, al que estuve tan unido desde la infancia; Enrique Morente, con quien tanto compartí; Antonio Moreno, gran amigo e ingeniero de sonido de mis conciertos y discos; Félix Grande, amigo y maestro en la vida y en la literatura; Paco de Lucía… ¿qué decir? Y para culminar tanto abandono involuntario, tanto hueco colmado de nostalgias, mi padre, origen y causa de quien soy, de lo que soy. Sigo, seguimos intentando acostumbrarnos a la formidable presencia de su butaca vacía, al vacío de tanta ausencia por toda la casa. Todavía al escribir sus nombres me lleno de incredulidad y asombro y se me hace un nudo en el estómago. Y así es cómo estas músicas se me fueron una a una de paseo entre los cipreses, a hacer compañía a los amigos, al padre, como un ramo de flores frescas que pongo en su cabecera para evocarlos y recordarlos con lo que tengo, con lo que sé, la música flamenca. Tangos, taranta, bulería, granaína, rumba, vals flamenco, bulería y un tema de composición libre conforman este disco que nos disponemos a presentar.

“Se canta lo que se pierde”. Hemos perdido, he perdido mucho y lo he cantado. Aquí está.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies