¿Por qué no puede haber tablaos flamencos en Málaga?

  • Publicado en Las Cosas
¿Por qué no puede haber tablaos flamencos en Málaga?

Esta misma semana, aquí en AireFlamenco.com se informó sobre la iniciativa fallida de una productora intentando abrir un nuevo tablao flamenco en Málaga, porque por ordenanza municipal están prohibidos este tipo de locales. Hay que ir más allá analizando la situación

Primera pregunta: ¿Cuál es posiblemente la principal industria actual en Málaga? La respuesta es muy fácil, seguramente el turismo. Segunda pregunta: ¿Qué buscan los turistas cuando llegan a Málaga, por qué elegir Málaga y no Helsinki? La respuesta también es muy evidente. Hay sol, playas, espetos y flamenco. Es decir, paisaje, gastronomía y cultura local autóctona. Aunque en Málaga sea positivo que haya Starbucks Coffe y McDonalds, un norteamericano no viaja hasta Málaga para vivir la experiencia de comerse un Big Mac. Aunque se lo coma. Del mismo modo que si un español viaja a Nueva Orleans, su intención principal muy seguramente será ver y escuchar en directo cómo es el jazz y el delta blues auténtico del Misisipi. Por esa razón obvia y lógica, hasta una gran multinacional del entretenimiento, Live Nation, tiene su propia sala de conciertos céntrica en Nueva Orleans: House of Blues.

Una de las principales vías de entrada de turistas a la ciudad de Málaga es a través de grandes cruceros, que en un horario aproximado de diez de la mañana a seis de la tarde, horario habitual de escala turística, provoca el desembarco de miles de turistas en pleno centro de la ciudad. En las seis o siete horas que esos miles de turistas pasan en la ciudad, pueden encontrar atractivos culturales interesantes, hay que reconocer que es buena idea disponer de un Museo Picasso, un Museo Thyssen y una sucursal del Pompidou. Pero buenos museos con interesante arte es una oferta disponible en toda relevante ciudad europea ¿Qué es entonces aquello que principalmente un turista espera encontrar en Málaga con más facilidad que en Roma o Atenas? Un buen espectáculo flamenco ¿Lo tiene fácil? Teniendo en cuenta que, sobre todo en el caso de los cruceristas, la mayor parte de estos turistas apenas pasan seis o siete horas en la ciudad, la oferta turística debe encontrarla en la zona centro.

No es este texto un glosario de insultos a las instituciones públicas, ni debe verse desde una perspectiva política, en modo partidista. Es simplemente una reflexión lógica, pensar en una situación y posibles soluciones, sea cual sea el partido político que gobierne en la ciudad. La situación que está impidiendo abrir tablaos en Málaga es un efecto colateral no provocado directamente, pero sí causado por una errónea ordenanza municipal realizada hace siete años. En aquel momento, para solucionar un problema de ruidos en el centro de Málaga, se optó por una solución muy radical. Solamente quien tenga licencia anterior al año 2009 puede tener un local con música en vivo. Una solución así es como derrumbar una casa para solucionar una problema de humedad en la cocina. Sí, derrumbando la casa desaparece la mancha de humedad que hay en la cocina. Y también desaparece la casa, obvio. Lo inteligente hubiera sido analizar cuál es el problema, y llegar a una solución lógica. No es lo mismo el ruido que puede provocar una discoteca a las cuatro de la madrugada, que el sonido que puede salir desde un tablao flamenco ofreciendo un espectáculo a cruceristas a las cuatro de la tarde. Puede ser lógico establecer unos límites horarios, y obligar a insonorizar locales, pero no prohibir ni las discotecas, ni la música en vivo, ni los tablaos flamencos.

Todo es compatible, todo puede tener un consenso, es posible acotar el ruido para ofrecer relativa tranquilidad a los habitantes del centro de la ciudad, aunque la ausencia absoluta de ruido es imposible en un entorno urbano. También hay que tener en cuenta que vivir en el centro de una ciudad tiene unas ventajas y unos inconvenientes. Si hay gente que decide vivir en núcleos de población alejados del centro de las ciudades, no es solamente porque sea más barata la vivienda. Todos los años, durante prácticamente un mes, el centro de Valencia es una orgía de pólvora. Mascletás a mediodía, castillos de fuegos artificiales por las noches, petardos a todas horas. Todo un mes ¿El Ayuntamiento de Valencia se atrevería a eliminar la fiesta de las Fallas porque provoca ruido? No, porque estarían eliminando una relevante industria turística. Y ese sí que es un ruido de altos decibelios difícil de controlar. Quien se va a vivir al centro de Valencia, sabe que durante un mes del año vivirá con el ruido constante de la pirotecnia a todas horas, es inevitable. Ahí Málaga tiene más suerte ruidosa que Valencia, no es tan potente el ruido que puede ofrecer su principal elemento cultural autóctono, el flamenco. Pero en Málaga se impide actualmente ofrecer a los turistas su mejor elemento cultural local. En Málaga, aunque el efecto no sea muy evidente a corto plazo, prohibir la apertura de tablaos flamencos provocará a medio y largo plazo una situación similar a derrumbar una casa para solucionar una mancha de humedad en la cocina. Impedir la apertura en la ciudad de tablaos flamencos es erradicar de la ciudad el principal elemento de cultura autóctona de interés para el turismo, en una ciudad cuya principal industria es el propio turismo. Es derrumbar Málaga.

Por Jaci González

Marina Aranda, de Arsa y Toma Producciones, ha abierto una recogida de firmas con una petición a Francisco de la Torre, Alcalde de Málaga. La recogida de firmas, que serán entregadas al Ayuntamiento, está disponible en https://www.change.org/p/ayuntamiento-de-m%C3%A1laga-modificar-la-ordenanza-municipal-que-proh%C3%ADbe-abrir-establecimientos-con-musica-en-directo
Foto: Ana González, bailaora

Otros capítulos en Las Cosas:
¿Cuáles son las posibilidades para los guitarristas flamencos españoles?
El principal problema del baile flamenco y la danza española
Ansia colectiva de alfombra roja y photocall
¿Por qué tanto cateto intentando parecer ser otra cosa?
Flamenco con dinero público versus flamenco con dinero privado
¿Por qué casi todos los artistas españoles quieren ser como Javier Ruibal?
Las cosas de la promoción en prensa de artistas y festivales
¿Qué es supuestamente ser manager de un artista?
Las cosas de la industria musical y cultural desde la teoría de cuerdas