Las cosas de la industria musical y cultural desde la teoría de cuerdas

  • Publicado en Las Cosas
las cosas, industria musical española

Las Cosas es la nueva sección de AIREFLAMENCO.com, donde se intentarán analizar esas cosas por las que funciona a dos velocidades la industria cultural española en general, y musical en concreto.

La teoría de cuerdas unifica las que son las principales teorías de la física, la teoría de la relatividad de Einstein y la mecánica cuántica. Sin entrar mucho en los aspectos teóricos de esta teoría, y asumiendo sus características grosso modo, explicando sus conceptos de forma sencilla, según la teoría de cuerdas dos realidades diferentes pueden habitar en un mismo espacio y tiempo de forma independiente entre sí. Para hacerse una idea, insisto, grosso modo y con imaginación, en el momento que estás leyendo esto, quizás esté un alien a tu lado, de pie, mirándote. Él quizás es consciente de tu presencia, o no, pero tú no puedes verle porque ese alien coincide contigo en espacio y tiempo, pero no en dimensión, el alien está en una dimensión que no captas, en una realidad paralela que cohabita contigo aunque no puedas sentirlo, aunque no puedas verlo.

Creo que, por rara que resulte, la teoría de cuerdas de la física, los asuntos de la relatividad y la cuántica, es la forma más sencilla y clara de explicar qué está sucediendo en la industria musical y cultural española. En estas profesiones concretas nos movemos actualmente a dos velocidades de desarrollo, en dos mundos que cohabitan pero no se entienden, cada vez se extiende más una brecha que separa el pasado con el presente. Hay dos realidades de esta "industria" que cohabitan en espacio y tiempo pero situadas en "dimensiones" diferentes. Es decir, en un misma misma ciudad, en un momento determinado, en diferentes plantas de un edificio, puedes encontrar a un ser humano haciendo un calendario de estrategias social media para la promoción del nuevo single de un artista, estudiando cómo administrar el presupuesto para el SEM, y a otro ser humano calculando cuánto costará fabricar 10.000 discos a distribuir, para así dar imagen de ser número uno de ventas en el repaso semanal de éxitos en Rockopop de Televisión Española y programas similares. Buenos días, bienvenidos al 2015, Rockopop dejó de emitirse en 1992. Hace al menos 15 años que no es argumento promocional útil la posición en listas de no ventas. Listas de no ventas, porque por muy bonito y atractivo que resulte el CD como producto, con apenas 20 unidades distribuidas ya puedes entrar en la lista de los CDs más vendidos de la semana. Creo que no estoy contando cosas nuevas, todo esto está muy trillado en realidad, quizás lo que resulte necesario es una forma diferente de contarlo. Porque ahí está el misterio, si todo esto en teoría ya debería estar más que asumido entre los profesionales del sector ¿por qué aún, en la práctica, después de tantos años dando vueltas a esas cosas, parece que la mitad o más de la industria musical y cultural española sigue siendo tan suicida? Y no solo en cuanto a asumir y llevar a la práctica las teorías sobre el mundo real de las cosas, también las consecuencias de muchas de las cosas ¿Por qué hay tanto listo con picaresca siendo tan listo como poco inteligente? Es decir, esa gente que provoca cosas caiga quien caiga, sin darse cuenta que en la industria musical y cultural española todos volvemos a encontrarnos siempre, industria que en realidad muchas veces se acerca a ser más bien mercadillo, como dice La Lázaro. Normalmente, además, las tendencias oportunistas suelen venir normalmente desde el pasado, como estrategia de supervivencia: cuando no se entiende bien el presente y el futuro, intentar permanecer aunque sea con picaresca en un sistema que ya apenas existe, las cosas que no tienen futuro por muchos que sean quienes sigan aferrándose a lo imposible. No es decir que todo el que se aferra a esperar a que vuelvan los sistemas del pasado se va a la picaresca, por supuesto, pero sí es cierto que la mayor parte de la picaresca se produce a partir de quienes se aferran al pasado.

Como dice aquel verso de unas sevillanas popularizadas por Martirio, lo de "es un diario, sentraña, es un diario", llegó una mañana que me di cuenta de una cosa. Todos los días, todos, de lunes a domingo, 365 días al año, se me aparecen seres humanos con un problema similar. Sentirse perdidos como un gatito chico andando en un pasillo de la sección de congelados de un Carrefour, solamente saber que se sienten perdidos, pero no saber por qué ni cómo solucionarlo. Con esa misma sensación habitualmente, aunque con preguntas diferentes, de todo tipo: ¿Por qué mi disco no funciona después de dos años de mi vida trabajando en él? ¿Por qué no he vendido entradas de mi concierto? ¿Qué hago para ser conocido y tener trabajo? ¿Por qué ha desaparecido el festival X cuando yo aspiraba a presentar mi espectáculo en el festival X? Y siempre soltar los mismos parrafazos, los mismos discursos, las mismas cosas, a veces casi como un mantra. Así que pensé: tengo un medio de comunicación, puede utilizarse para esto, quizás si explico "las cosas" así en general ahorro tiempo, y resultaría algo útil. Y en esto estamos, en Las Cosas, un espacio que también quiero que sirva para compartir, para debatir, para poner cosas en común. Ahí abajo hay un apartado de comentarios, ténganlo en cuenta. Partiendo de la base que no quiero ni pretendo que lo que yo cuente tenga por qué ser la verdad absoluta, porque las verdades absolutas no existen en el mundo real de las cosas. Simplemente, abro espacios de análisis partiendo desde mi propia experiencia personal constante a diario desde hace muchos años, los conceptos que veo y vivo constantemente. Empezamos ya a analizar las cosas... En el próximo capítulo, muy pronto, hablaremos de las cosas de los managers.

Por Jaci González

Otros capítulos en Las Cosas:
Flamenco con dinero público versus flamenco con dinero privado
¿Por qué casi todos los artistas españoles quieren ser como Javier Ruibal?
Las cosas de la promoción en prensa de artistas y festivales
¿Qué es supuestamente ser manager de un artista?