Carmen Linares, José Samano y Lucía Espín cuentan cosas sobre Lorca

  • Publicado en El Patio

Federico García Lorca es uno de los principales poetas de la historia, y eso teniendo en cuenta que el destino nos obligó a desconocer las que iban a ser sus mejores obras, por un largo viaje prematuro. Pero no ha muerto, Federico sigue más vivo que nunca. Carmen Linares, José Samano y Lucía Espín cuentan en este diálogo asuntos interesantes sobre Lorca y el espectáculo flamenco teatral que realizan a través de los conceptos de un creador de versos irrepetible. Fue en la mañana del día del estreno, en la cafetería del madrileño Teatro Marquina, escenario que por las noches se adentra en el tiempo de Que No He Muerto en estas semanas de primavera, hasta el domingo 2 de junio.

 



Por Jaci González @JaciGonzalez

 

Quince años después de aquel espectáculo con Carmen Linares y Lola Herrera, vuelve otra vez este proyecto lorquiano... ¿Cómo ha evolucionado? ¿En qué se parece y cuáles podrían ser las diferencias?
José: Hay muchas diferencias, antes fueron Lola y Carmen, ahora son dos chicas debutantes. Ahora la actriz, la cantaora y los músicos, son gente con menos de treinta años. Es gente muy joven, es un proyecto para jóvenes. Luego, y eso Carmen lo puede explicar mejor que yo, los arreglos musicales son absolutamente nuevos. He quitado poemas, he introducido otros nuevos, el orden argumental es diferente. Hemos cambiado todo lo necesario para que todo siga igual.

Se conserva la idea, pero es otra historia
José: Sí, se conserva la idea, no es opuesto a aquello, pero es otra cosa. Entonces hubo dos señoras, con peso, unos músicos de cierta edad. Aquí hay seis personas jóvenes en escena...
Carmen: Se canta de otra manera, se toca de otra manera, se interpreta de otra manera... 
José: Textos distintos, nuevos testimonios. Es mejor.
Carmen: Jajaja

Oiga, ¡Que tenemos a Carmen Linares delante y lo está escuchando!
José: Bueno, pero como ella es la directora musical. Es mejor, porque lo otro lo vi todas las veces que se hizo, así que pude detectar lo que mejor funcionaba. Lo de la juventud es un valor muy notable hoy en día. España también está distinta, lo va a recibir de otra manera.

Que No He Muerto se realiza en este teatro, el Marquina, mismo escenario en el que marcó usted un antes y un después en el teatro español contemporáneo con Lola Herrera, aquel Cinco Horas con Mario
José: Mejor dime marcastes tú, no marcó ustéd, porque yo soy un chico joven.
Carmen: A un chico joven mejor háblale de tú, no se vaya a sentir raro.
José: Fue un acontecimiento bastante notable, y desde entonces no volví a trabajar aquí. He trabajado después en casi todos los teatros de Madrid, pero en este no. Hacía que no trabajaba aquí desde que se estrenó Cinco Horas con Mario, hace treinta y cuatro años. La verdad es que el estreno salió regular, pero luego ya ves. O sea, que esto nunca se sabe.

Abordando la vida de Lorca, en Que No He Muerto por una parte están las declaraciones de compañeros de Federico como Buñuel o Dalí, por otra las canciones populares, y en otro camino los versos. Los versos de Lorca, en esta ocasión ¿Llevan un orden cronológico? ¿Hay alguna transversalidad desde sus experimentos más folclóricos a la evolución influenciada por autores como Whitman? ¿Por dónde va encaminada la perspectiva que se encontrará el espectador?
Jose: Primero tiene un sentido cronológico, se empieza con sus primeros poemas, de 1921. Después los poemas siguen la trayectoria de su vida, sí tienen un cierto orden temporal, no exactamente al milímetro, pero sí en cuanto a sus etapas. Los poemas están escogidos en función de dos criterios. Fundamentalmente debían servir al sentido global del espectáculo, porque el espectáculo tiene un sentido dramático, una progresión que finaliza con la muerte, esa parte teatral. También están escogidos de forma que haya algo de todos sus libros fundamentales, del Libro de Poemas a Canciones, el Romancero Gitano, Poema del Cante Jondo, la influencia que dices de Whitman con Poeta en Nueva York. De todo hay algo, y todo se integra en la globalidad del espectáculo, enganchando también con las canciones, relacionado con los testimonios, formando un todo, como los planos de una película.

Ahí hay mucho momento conceptual
José: Sí, es conceptual en varios momentos. Es que la poesía de Lorca es muy variada, hay una enorme variedad en la poesía lorquiana. Es la misma variedad que se ha intentado realizar en los arreglos de las canciones, que a su vez van adaptadas a cantes muy distintos.

¿Cómo surgió hacer Que No He Muerto? ¿Quién se levantó un día por la mañana con ganas de montar todo esto?
José: Hombre, eso fue el que se dedica a esto, que soy yo. A ellas las contratan. Yo me levanté por la mañana... Bueno, fue hace tiempo, este proyecto siempre ha estado ahí, siempre tengo un montón de proyectos. Llevo cuarenta años en cine, teatro y televisión, y habré hecho un diez por ciento de las cosas que se me han ocurrido hacer. Una vez estuve dedicado dos años y medio centrado en contar la vida de Antonio Machado en televisión. Trabajando mucho. Ideas de esas que surgen hay muchas, unas cuajan y otras no. Esta idea estaba ahí, latente, entonces yo se lo conté a Carmen, en plan "vamos a hacer esto otra vez, qué te parece". Como Carmen no puede, dada su importancia en el contexto flamenco actual, su elevada contratación por el extranjero, por su éxito no puede someterse a la disciplina teatral de estar dos o tres meses encerrada en un teatro. Lo consulte con ella antes del verano pasado, va a hacer un año.

Entonces se ha preparado bien
José: Sí, es una producción sólida.

¿Cómo continuó el proceso? ¿Dónde y como fueron los ensayos? Son cosas interesantes para conocer... Que diga algo la actriz, que la tenemos ahí muy callada y ¡También está presente!
Lucía: Yo empecé a ensayar con José... ¿Cuando fue?
Carmen: Fue hace tres meses, el 14 de enero. Estaba ya pensado, pero cuando José decidió que lo hiciera Lucía fue después.
Lucía: Empecé a ir a la oficina, ensayos de mesa, analizar textos. Primero los dos, y luego ya nos juntamos todos.
José: Los músicos también ensayaron por su lado, y luego nos juntamos. Se ensayó en Sevilla y en Madrid.
Carmen: Que Gema fuera la cantaora lo elegí yo, como tenía compromisos ya firmados, y el tema de teatro así seguido yo no quería hacerlo...
José: Claro, ella se va a cantar a Helsinki, Ecuador, Sidney, y esas cosas. Hacer teatro es de seguido, para estar el tiempo que se pueda, de seguido.
Carmen: Pero que Lucía sea la actriz no fue decisión mía, fue cosa de él.
José: Ella es la que se encargó de la cantaora y los músicos, yo no conocía a Gema Caballero de nada. Curiosamente, ella decide todo eso pero no tiene nada que ver en la elección de la actriz, aunque tiene cierto parentesco con ella.
Carmen: Curiosamente, jajaja. Que todo parece que he sido yo, pero para nada. La primera sorprendida he sido yo.
José: Un día fui a verla...
Carmen: Fuiste a ver a Lucía en Lorca al Vacío, una función.
José: Y yo tomé mis medidas, claro. Ella me vino a ver por un tema profesional suyo, yo ya estaba con la idea de una persona joven. Me la imaginé en escena tanto física como oralmente. Fui a una sala alternativa a verla, y después tomé la decisión. Después llamé a Carmen y se lo dije.
Carmen: Me dio una alegría, además en este proyecto, en el que he puesto todo mi cariño y mi conocimiento.

¿Cómo decidiste que la cantaora debía ser la gran Gema Caballero?
Carmen: La decisión fue porque me gusta mucho la voz de Gema, su actitud ante el flamenco. Me parece una cantaora seria y disciplinada. Lo primero que canta muy bien, tiene una voz muy bonita. Pensé que iba a darle un aire diferente a las canciones, porque ella no tiene nada que ver conmigo cantando, no nos parecemos nada ¿A que no nos parecemos nada?

Pues es cierto, no os parecéis
Carmen: Pues de eso se trataba, que le diera otro aire. No quería una imitadora mía, tenía que ser alguien que aportara su propia forma, y así ha sido. Luego todos los arreglos los han hecho Cristian de Moret, Edu, y Manuel de la Luz, con Manu Masaedo a la percusión. Han cogido el Café de Chinitas y ahora va por tientos, yo lo cantaba por peteneras. Claro, solo se parecen en que parten de las mismas canciones. Yo Las Morillas de Jaén las hacía con un violín y una flauta, y estos lo hacen con el teclado. Ha cambiado muchísimo. Salvo la guitarra, son instrumentos diferentes. Ahora hay un bajo y un teclado, que no había antiguamente. Estoy pensando que no sé yo si luego te vas a volver loco al transcribir esto, con el jaleo que está dando esa máquina detrás de la barra.

No hay problema, si luego hay mucho ruido lo ecualizo, y se arregla. Lucía, de uno a cien, ¿En cuando valorarías la dificultad de asumir el reto de Que No He Muerto?
Lucía: Para mí es el proyecto que más reto ha tenido. Porque yo he hecho teatro con mi compañía, pero esto es mi debut, en el Teatro Marquina, con José Samano. Esto es lo más grande que de momento he podido hacer, entonces le pondría un cien, porque no tengo con qué compararlo en mi pasado. Pero bueno, creo que nos hemos entendido muy bien, y ha ido un poco rodado todo.
José: Es muy lista.

Entonces, si es muy lista, se aprende muy bien los guiones. Además será consciente de que no es lo mismo leer versos que recitar versos
José: Claro, ella interpreta. Ella lee e interpreta, hace las dos cosas.
Lucía: Es que la poesía de Lorca pide ser interpretada. Debes interpretarlo para que se entienda bien todo, y porque también se siente así. Esas palabras de Lorca hay que leerlas con sentido.

¿Quién es Federico para vosotros?
Carmen: ¡Que preguntita!
José: Federico García Lorca es uno de los españoles más universales del siglo veinte, uno de los que propagan a diario el nombre de España. Hoy mismo, hoy, habrá al menos diez lugares en el mundo donde en cualquier tipo de espectáculo o recital de poesía esté presente Lorca. No existe lengua culta a la que no haya sido traducido, su bibliografía es la más grande en español después de El Quijote. Lorca es uno de los poetas más grandes, junto a Machado y Juan Ramón, del siglo veinte. Posiblemente, Federico tenga también el lenguaje más peculiar del siglo veinte. Es único. Lucía, al principio del espectáculo, empieza diciendo...
Carmen: A ver, Lucía...
Lucía: Federico García Lorca fue una criatura extraordinaria.
José: Y ahí está todo.

Federico fue fundamental para el flamenco
Carmen: Claro, Lorca fue muy importante. Aparte del Romancero Gitano, y referirse en sus poemas al flamenco, él impulsó, como tú sabes, el concurso de 1922 en Granada. Eso abrió un abanico muy importante para el flamenco en el mundo entero.

Ahí empezó Manolo Caracol incluso
José: En el flamenco hay un antes y después de aquel momento en Granada, con Falla.
Carmen: Claro, con Falla y Lorca, acudieron muchos intelectuales. El flamenco no era una cosa de taberna, se le dio una importancia, la que realmente tiene. Eso se le debe a Lorca, Falla y resto de personas que hicieron posible aquel concurso.

¿Cómo convenceríais a los seres humanos de que es imprescindible venir a ver Que No He Muerto?
Carmen: Anda, mira este. ¡Convéncelos tu, Jaci, que eres quien tiene que convencerlos! ¿Cómo les convencemos?
José: Las personas que vengan van a convencer en gran medida a los que acudirán después. Estoy seguro. No es prepotencia, es experiencia. Estamos muy seguros de que la gente que venga provocará el boca a boca. Aunque eso del boca a boca, una vez me dijo Miguel Delibes: "será el boca a oído, porque el boca a boca es para los que se ahogan, o los que se besan". Hoy en día eso hace que vaya la gente a los espectáculos. Queremos que venga la gente, pero pase lo que pase, disfrutamos mucho haciéndolo, arriesgando. Esta profesión, sea desde la producción, la dirección o la interpretación, es una profesión de riesgo. Muy de moneda al aire. Tu siempre estás seguro de que van a venir, a veces vienen, a veces no vienen.

Lo que sí es cierto es que, si no haces nada y te quedas en casa viendo Telecinco, es cuando es seguro que no van a verte
José: También es cierto que es muy mala la época, es escandalosa la subida del IVA. Un veintiuno por ciento, que por cierto no ha influído en el precio de las entradas de teatro para el público, estamos con los mismos precios que hace cinco años. Quiero decir que estamos en un teatro magnífico, nos ha dado entrada Alejandro Colubi en el Teatro Marquina, siendo un espectáculo de debutantes, un lujo.
Carmen: Nosotros hemos puesto todo aquí en la mesa. Un buen texto, un buen autor, buena actriz, buenos músicos, buena cantaora, buenas luces. Si se produce, se tiene que producir algo bueno. Si la gente lo capta y responde, estupendo. A veces se hacen cosas buenas de calidad y la gente no va, lo que sí sé es que nosotros lo hemos puesto y lo hemos cocinado.
José: No hemos escatimado nada. No es que esto sea La Caída del Imperio Romano, pero la producción tiene lo que necesita, ni más ni menos.

¿Hay idea de hacer una gira posterior?
José: ¡Por todo el mundo!
Carmen: Luego te llamaremos, para que te vengas con nosotros por el mundo.

Me metéis en una maleta o algo si eso... ¿Cómo se imagina Lucía Espín su futuro?
Lucía: Yo quiero imaginármelo bonito, quiero seguir trabajando, formándome. En mi profesión, lo que me gusta hacer, lo que sé hacer.
Carmen: Lucía, vivir que no es poco.
Lucía: Claro, vivir de mi trabajo.
José: Es lista, variada, disciplinada. Te dice que mañana llega con algo aprendido, y lo hace. Y tiene sentimiento. Lo tiene todo.
Carmen: Yo no digo nada.
José: No, lo digo yo. Si no no la hubiera elegido. Estoy muy contento de no haberme equivocado. No podría haber escogido a alguien mejor. Pero podría haberme equivocado, imagínate, a ver que hubiera hecho yo, en mitad de febrero, decirle a Lucía que no. Pero no me he equivocado.

Un sueño de Lucía Espín...
Lucía: Estos días lo he estado pensando... Para mí estar en este teatro es un sueño que voy a cumplir. Este es uno de mis sueños, un señor teatro, interpretando a Lorca. Me gustaría también llegar a trabajar en cine, para probarlo. Como dice José, hacer una gira por el mundo. Ahora mismo estoy cumpliendo un sueño.

 

Que No He Muerto, Teatro Marquina de Madrid, hasta el domingo 2 de junio.

Consigue ya tus entradas en http://teatromarquina.es/que-no-he-muerto.html

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies