actualizado 14:15 CEST, 3 Jul 2020

Triángulo de Oro con Pepe Habichuela, Isabel Bayón y José Valencia

  • Publicado en Noticias
Triángulo de Oro con Pepe Habichuela, Isabel Bayón y José Valencia

Pepe Habichuela, Isabel Bayón y José Valencia son los protagonistas de Triángulo de Oro, noche dirigida por José Luis Ortiz Nuevo en el Teatro de la Maestranza de Sevilla.

El creador e investigador flamenco José Luis Ortiz Nuevo, responsable de algunas de las propuestas más excitantes del flamenco reciente, reúne a este Triángulo de Oro en un espectáculo único que sorprende a tres artistas en el esplendor de la madurez expresiva que caracteriza a los grandes maestros. Con producción de Sara Dezza, el espectáculo cuenta con luces de Antonio Valiente y sonido de Alfonso Espadero. José Valencia interpretará cantes por seguiriya, livianas y bulerías entre otros, con la guitarra de Juan Requena y las palmas de Manuel Valencia, Juan Diego Valencia y Bobote. El baile de Isabel Bayón, por cantiñas, martinete y abandolaos, contará con la guitarra de Jesús Torres, y el cante de Miguel Ortega y Antonio Campos. La guitarra de Pepe Habichuela, por taranta, soleá, alegrías y bulerías, estará acompañada de la percusión flamenca de Juan Carmona Junior.

José Valencia (Barcelona, 1975, pero criado en Lebrija), lleva cantando desde los seis años y hoy es una de las voces mejor valoradas de un género al que ha aportado también sus cualidades escénicas y dramáticas, pues Valencia, impulsado, según confiesa, por un deseo irrefrenable de “ir más allá”, ha protagonizado osadas puestas en escena como en su espectáculo Directo, en colaboración con la fotógrafa y diseñadora gráfica Prisca Briquet. "Hay que romper el molde del cantaor sentado en una silla: un cantaor tiene que ser un artista más completo que sepa moverse en un escenario y convertirse en protagonista", declara el artista. Así, José Valencia ha colaborado en espectáculos en los que el flamenco y el teatro se daban, singularmente, la mano como Rinconete y Cortadillo, del bailaor y coreógrafo Javier Latorre o Alicia en el País de las Maravillas, concebido por Los Ulen. Otras sorprendentes intervenciones suyas fueron cantar, por ejemplo, en el Metrocentro de Sevilla. El cantaor reivindica el “cante gitano”, un concepto ajeno a discriminaciones raciales, según Valencia, que hoy “es un término que se ha teñido de connotaciones separatistas, racistas y totalmente negativas y no debe ser así porque, antes al contrario, el cante gitano une”.

La bailaora, coreógrafa y profesora Isabel Bayón (Sevilla, 1969) es otro ejemplo de dedicación precoz al flamenco: con cinco años en la Escuela de Matilde Coral para, tras sus estudios en los Conservatorios de Córdoba y Sevilla, obtener el título de Danza Española a los 16 años. También recibió formación en danza clásica y contemporánea. Tras debutar muy joven en un homenaje a Antonio el Bailarín a mediados de los 70, colaboró con artistas como Manolo Marín y Milagros Mengibar, participó como solista en el espectáculo Azabache en la Expo 92 y en 1994 entró a formar parte de la Compañía Andaluza de Danza como bailaora solista bajo la dirección de Mario Maya. Desde entonces ha seguido una intensa carrera jalonada de grandes éxitos. En 2001 creó su propia compañía. En 2013 fue Premio Nacional de Danza en la modalidad de Interpretación. "Estoy en un momento de madurez con todo lo que eso conlleva, estoy en un instante de tranquilidad, templanza y de disfrutar de lo que siento y hago, sé donde estoy, lo que soy y lo que quiero. El tiempo ha pasado muy rápido, han pasado 41 años desde que estoy en esta profesión y veo que tengo una carrera larga pero de fondo y paso firme", declaró recientemente. Para Isabel Bayón, que es un ejemplo de rigor y flexibilidad en su visión del flamenco contemporáneo y ha compartido escenario con figuras como Antonio Mairena o Miguel Poveda, el flamenco “no se perderá nunca” porque tiene la habilidad de adaptarse a las circunstancias de cada momento.

Finalmente, José Antonio Carmona Carmona “Pepe Habichuela” (Granada, 1944), pertenece a una dinastía flamenca iniciada por su abuelo Habichuela el Viejo, continuada por su padre, Juan Carmona y confirmada por sus hermanos Carlos y Luis. Reconocido recientemente por el Berklee College of Music de Boston como un Maestro del Flamenco, Pepe Habichuela, que aprendió de Niño Ricardo o Sabicas entre otras leyendas, ha compartido escenario con todos los grandes, desde Camarón o Paco de Lucía a Enrique Morente, quien decía de Pepe Habichuela que poseía el oído más fino y mejor dotado para la guitarra, con los que compartió el esplendor de los grandes tablaos de Madrid a los que él llegó en 1964. Sin embargo, su instinto musical y su afán de renovación, que ya le impulsaron a colaborar con Carles Benavent o Rubem Dantas como el primer artista flamenco que grabó para Nuevos Medios en su primer disco en solitario en 1983, le han llevado a trabajar, ya en la madurez, con músicos de jazz tan creativos como Dave Holland o con orquestas hindúes de tradición clásica. “Soy viejo y fresco a la vez. Así es que debo estar en plena modernidad”, ha declarado.

Triángulo de Oro cerrará el actual ciclo flamenco del Teatro de la Maestranza de Sevilla el sábado 6 de febrero a partir de las 20:30 horas.

Foto: Isabel Bayón, fotografiada por Alejandro Espadero

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies