actualizado 08:19 CEST, 11 Aug 2019

Miguel Poveda llena de arte el Teatro Cervantes de Málaga

  • Publicado en Reseñas
miguel poveda teatro cervantes malaga

Miguel Poveda empezó con gran éxito su semana de conciertos en el Teatro Cervantes de Málaga, la noche del martes 24 de febrero.

Una noche llena de emoción, entrega y buen cante, elegante, así se presentó Miguel Poveda ante su querida Málaga en la primera de sus cuatro noches de entradas agotadas en el Teatro Cervantes. Un público con ansias de gozar con cada quiebro de su garganta prodigiosa, en escena para la libertad rindiendo homenaje a grandes poetas como Alberti, Lorca o Neruda un adelanto de su próximo trabajo discográfico, que sale a la venta el próximo 17 de marzo. Miguel todo lo que toca lo hace suyo, lo transforma, y le da ese sello inconfundible, personal, cada movimiento lo hace en el momento adecuado, derrochando arte, sabiendo estar de la manera correcta y buscando entrar en el alma de los presentes.

La guitarra de Chicuelo, la percusión de Paquito González y los magníficos compases del Londro, Carlos Grilo y Diego Montoya dieron paso a la parte flamenca, donde Miguel se recoge y sabe templar y llegar como nadie lo hace, su cante por malagueñas es digno de alabar, por derecho como hay que hacerlo sin derrochar, él sabe que no hace falta, y se recogió para dejar mudo al público y rematar por abandolaos, "ya nunca podrá olvidarte mi corazón dolorío, y aunque no es correspondido como loco va a buscarte pensando que me has querido", cantiñas que nos transportaron al barrio de La Viña, y nos recordaban los sones recientes de arteSano, tientos tangos y, como no podía faltar en su repertorio, Triana y su movimientos de caderas que el público jalea y disfruta de ese Miguel que se entrega al máximo, difícil sencillez del cante tradicional donde la sobriedad llego con la soleá, que Miguel había preparado con el toque de Carlos Grilo, algo que no es habitual en el jerezano verle tocar la guitarra en público. La parte flamenca finalizó por bulerías con pinceladas del Londro, con mucha raíz y compás Miguel se despidió bailando, para que a continuación el maestro Joan Albert Amargos abriese con la Rosa y El Viento, la infancia de Miguel en la radio de su madre, donde escuchaba a todas las grandes cantar las letras de Rafael de León... A Ciegas, Y sin Embargo te Quiero, En el Último Minuto...

Si Rafael de León estuviese vivo le haría un repertorio entero para él, actual, barroco, diciéndolo, interpretando sobre el piano, que manera de llegar a poner cada pelo de punta, un rey de la canción española, a él no le hace falta ni peina, ni abanico, ni mantón, simplemente su voz dulce y amarga que te abre el alma y te hace sentir que la copla está mas viva que nunca. Al público no le bastaba La Leyenda del Tiempo de Camarón para terminar esta primera noche, pedía mas y Miguel no defrauda nunca, así que decidió marcharse homenajeando a la gran Marifé de Triana con María de la O y sus tres puñales, clavados uno a uno y que llenan de vida cuando se los escuchas, un caballero de la canción que se entrega en cada actuación, simplemente grande.

Por Ismael Guerrero

Foto: MP Producciones / Maxi del Campo

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer una mejor experiencia al usuario. Más información en nuestra Política de Cookies.

Si continúas navegando, aceptas el uso de cookies